Artículo del que se habla

Imagen destacada del artículo:

Imagen%20f%C3%A1rmacos%20chinos%202.jpg
-

1.- En la imagen superior se observa los medicamentos recetados a los adolescentes pertenecientes del campamento de rehabilitación.

2.- Ya que en China el número de adolescente adictos ha llegado a los más de 20 millones de usuarios, el propio país ha decidido tomar medidas para que esto deje de ocurrir, de forma que han creado unos 250 campos de rehabilitación con los que esperan hacer mejorar a sus jóvenes. Está basado en un estilo militar, teniendo los adictos que hacer tareas domésticas, y entretenerse con cualquier cosa aislada de la red, como puede ser hacer ejercicio o tocar un instrumento.
Periódicamente miembros del campamento le realizan test neuronales para comprobar cómo reaccionan con la presencia de los aparatos tecnológicos los cuales suelen utilizar. Hay casos especiales en los que incluso tienen que llegar a ser medicados.

3.- Teniendo en cuenta en el país que vivimos y los derechos que conservamos, si en todo caso en España se crea algo parecido, sería un colegio adaptado a las necesidades que tiene esta gente, realizando también periódicas pruebas para comprobar la evolución de los pacientes, pero en ningún momento utilizar métodos violentos o agresivos, y menos con medicamentos; pero el principal problema sería tratar de hacer ver a los padres que sus hij@s tienen un problema, ya que muchos de los que tienen un problema no lo quieren aceptar.

Opinión personal final

4dri B0rges.


Corrección Actividad I: Muy bien explicado como funcionan los campamentos. Buena foto y excelente comentario personal (muy bien presentado el comentario en el tablero con color de fondo y foto relacionada).
En lo relativo a los medios utilizados en China, cabe señalar las características del régimen político y social de ese país (es muy interesante volver la vista atrás y ver como fue reprimida la juventud china en la plaza de Tiananmen y qué hay detrás de esa forma de represión).
Cuando un país tiene un problema tan serio con su juventud, a la cual el propio país ha hecho adicta a la tecnología (evitando así otras formas de desarrollo personal) cabe preguntarse qué parte es culpa de los jóvenes, qué parte es culpa de las familias y cuál es la verdadera responsabilidad del gobierno chino en todo esto.
En cualquier caso, esperemos no llegar a estos niveles de adicción en nuestro país…